Un masaje descontracturante

 

Muchas veces nos acostumbramos a convivir con contracturas musculares

Muchas veces nos acostumbramos a convivir con contracturas musculares

El masaje nos proporciona el medio de hacer frente a una continua jornada de trabajo y de presiones cotidianas. Para la gran mayoría de nosotros, la rigidez y el dolor son una forma de vida a la que nos hemos habituado, y que con frecuencia no nos damos cuenta de que nuestros músculos están tensos hasta el momento en que  recibimos un masaje.

Los masajes descontracturantes además de ser un momento de confort y de relax para el cuerpo, ayuda a liberar sustancias llamadas endorfinas, hormonas que actúan como los antidepresivos naturales del organismo y que generan en los seres humanos emociones positivas de bienestar y nos  ayudan a combatir el dolor.
Esfuerzos leves pero repetidos con gran frecuencia pueden superar la capacidad de adaptación del músculo. Aunque cualquier músculo es susceptible de sufrir una sobrecarga, los más afectados son los trapecios y músculos del cuello, tríceps sural y los erectores o paravertebrales de la columna.

El masaje es una serie de maniobras manuales que se realizan sobre una parte o superficie del cuerpo para conseguir una serie de efectos:

contractura_3

Un buen masaje nos ayuda a mejorar nuestro rendimiento diario

· Ascender la temperatura de la piel y de los tejidos bajo ella, para así incrementar la afluencia de sangre en la zona que masajeamos y mejorar el estado nutritivo de la piel y de los músculos.

· Limpiar la piel, eliminando células muertas.

· Aumentar el tono, la elasticidad y la capacidad de contracción del músculo.

· Relajar tanto física como psíquicamente.

· Dar una mayor capacidad de recuperación y rendimiento al músculo.

· Mejorar la resistencia al trabajo y alejar la sensación de cansancio.

· Puede tener una acción sedante o estimulante (dependiendo de la manera de aplicación).

· Acción analgésica.

· Disminuye edemas.
Una sesión de masaje puede tomar desde quince minutos hasta una hora. Por lo regular una sesión de quince minutos se limita a la espalda y los hombros y se da con la persona sentada en una silla especialmente diseñada para este propósito. Las sesiones de una hora, por lo general abarcan el cuerpo entero desde la cabeza hasta los pies, y en estos casos se emplea una camilla de masajes y aceites especialmente preparados.

El masaje puede emplearse solo o como parte de un plan para mejorar la salud en el que se incluyan otros elementos tales como la alimentación, el ejercicio, o la meditación.

Notas relacionadas:

8 thoughts on “Un masaje descontracturante

  1. Interesante aporte. Hoy en día son muy comunes las contracturas por estrés. Por este motivo, saber dar masajes puede ser una buena herramienta para conseguir trabajo teniendo en cuenta lo requerida que es esta actividad.

  2. Requiero urgente de un masaje descontracturantes, me recomendarian a alguien. Garcias

  3. Tengo paralicis facial.
    En micuerpo tengo nervios
    inflamados,yega momentos,anciedad,seme entume los brasos,sudo f,ymesiento

  4. Importante los masajes en la actualidd ya es una manera profesional de tener un ingreso porque todo trabajo se paga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Spam Protection by WP-SpamFree Plugin